Como padres debemos estar atentos a los intereses de nuestros niños y considerar ciertos aspectos. Uno de ellos es el mejorar su desarrollo y proceso cognitivo. También, dejarlos buscar su lugar feliz.

Esto no lo enseñan en la escuela y depende únicamente de nosotros lograrlo. En el caso de los niños bilingües debemos tener a la mano información especial sobre el tema.

En el siguiente post te indicaremos una serie de cosas que debemos saber como padres. Al criar a un hijo bilingüe no estamos haciendo nada malo, pero sí es importante canalizar su avance.

Esta lista de 6 cosas que los padres que crían niños bilingües deben saber se basa de una serie de datos importantes a considerar. Se trata de consejos útiles que podemos canalizar en nuestros hijos:

Ser bilingüe no es un truco

Cuando un niño es bilingüe no ocurre por arte de magia. Por lo general se vincula con su estilo de vida integral. Ellos a temprana edad absorben todo lo que ven, escuchan y sienten. Si están en un ambiente natural en donde convergen otros idiomas, lo más probable es que lo aprenda.

Por otra parte, esta acción tampoco ocurre por arte de magia e incluye mucho la ayuda familiar. Ellos podrán desarrollar otros idiomas, pero deberán ser canalizados por los padres.

Requiere una planificación

Hasta este aspecto se planifica y todo debe ir en función al mejoramiento lingüístico de nuestros hijos. Esto se debe hacer con mucho entusiasmo y sin entorpecer el proceso natural de su desarrollo. Trazar metas como padres es una manera de evaluar si lo estamos haciendo bien o no.

Constancia y dedicación

La constancia y dedicación forman parte del desarrollo idiomático de los niños. Comprometernos familiarmente es una manera de aportar y colaborar en el mejoramiento de su proceso cognitivo lingüístico y general. Lo mejor es crear ambientes específicos para tratar el otro idioma, esto sin dejar a un lado el idioma natal.

El tiempo a dedicar

Es importante evaluar la disponibilidad como padres y en los niños, el tiempo necesario para que aprendan. Los estudios especializados recomiendan un 30% diario de aprendizaje. Esto no es una regla porque todo depende de la capacidad y la metodología de enseñanza.

Consideremos invertir dinero

Ya no es simplemente tiempo, quizás hay que considerar invertir dinero también. Una buena opción puede ser viajar a otros destinos para que el niño escuche a más personas o incluirlo en un curso o escuela especializada.

No es malo criar a nuestros hijos bilingües

En el camino encontraremos amigos y familiares que nos dirán que estamos haciendo un daño a nuestros hijos. Otros nos señalan como padres exigentes y que dañaremos su infancia. Lo mejor es ignorarlos o mejorar su conocimiento en el tema, porque seguramente desconocen lo ventajoso que es.

Estas cosas que debemos conocer como padres son importantes profundizarlas. Es importante tener claro que criar a un niño bilingüe no dejará secuelas o efectos negativos en su proceso de aprendizaje y habla.