Las necesidades nutricionales de tu bebé cambian rápidamente mes a mes. A medida que crece tu bebé necesitará una alimentación adecuada, y acorde a sus necesidades. En este sentido, es importante que conozcas cuál es la mejor dieta para tu bebé.

Independientemente de que le des el pecho o el biberón a tu bebé, hay alimentos que debes ir introduciendo en su dieta a fin de que pueda recibir todos los nutrientes que requiere en su desarrollo.

Una dieta saludable debe facilitar la digestión de tu bebé, recuerda que la leche materna es muy fácil de digerir, por ello es necesario que tu bebé tome alimentos sanos y ligeros que le ayuden a fortalecer gradualmente su sistema digestivo.

Otro aspecto a considerar es el sistema inmune. Cuando nacen, los bebés tienen la protección inmunológica que su madre les proporciona, pero a medida que se exponen a nuevos alimentos, pueden experimentar alergias. Una dieta adecuada puede mitigar los efectos y evitar que tu bebé presente complicaciones alérgicas futuras. A continuación, te presentamos una lista de los 3 alimentos que puedes ir introduciendo en la dieta de tu bebé a partir de los 6 meses de edad.

1.- Cereales sin Gluten

Los cereales más comunes sin gluten son: el arroz, el maíz, la soja y la tapioca. Estos cereales son fáciles de digerir y además contienen proteínas, minerales, vitaminas (especialmente tiamina) y ácidos grasos que contribuyen al equilibrio energético total gracias al aporte de hidratos de carbono. Otros cereales como el trigo, el centeno, la cebada y la avena se deben evitar ya que contienen gluten, una proteína difícil de digerir que puede causar alergias y eventualmente intolerancia.

2.- Frutas

La manzana, la pera y las bananas son las frutas más fáciles de digerir para tu bebe y, además, son ricas en vitaminas y nutrientes. Puedes dársela en papillas crudas o cocidas, siempre asegúrate de elegir frutas maduras, ya que son más fáciles de digerir. Comienza a introducir una única fruta en su dieta, durante un par de días como merienda, si lo tolera bien, puedes añadir una segunda fruta, así hasta que observes que no le genera ningún tipo de rechazo. A los purés muy espesos se les puede añadir un poco de zumo de naranja, pero no añadas azúcar.  

3.- Verduras 

Existen infinidad de verduras, pero las más recomendables son las de color naranja, como: la zanahoria, el zapallo o calabaza y la batata. Primero incorpóralas a su dieta en forma de caldo para probar su tolerancia; después las verduras cocidas sin sal y con poca agua en puré. Al igual que con las frutas es preferible introducirlas de una en una, para comprobar su tolerancia.

 

actividades el topo

Suscríbete a nuestro boletín mensual

Entérate el/la primero/a de todas nuestras novedades, promociones y actividades que desarrollamos en nuestro centro.

¡Gracias!, te has suscrito correctamente