No existe el manual perfecto para criar a nuestros hijos. Sin embargo, podemos aplicar algunos procedimientos avalados por expertos quienes explican cómo es interpretada la felicidad por los infantes. Muchos creen que un regalo es algo que los hará estar contentos.

El autor del libro The Childhood Roots of Adults Happiness, psiquiatra estadounidense Edward Hallowell explica: Un niño exageradamente protegido, malcriado y mimado al llegar a la etapa de la adolescencia, suelen ser jóvenes infelices, sin propósitos y extremadamente rebeldes.

En el siguiente post preparamos una serie de recomendaciones útiles que sirven para criar a un niño feliz. Son recomendaciones exitosas basadas en lo que los expertos recomiendan.

Pasos para criar a un niño feliz

Como dijimos inicialmente el proceso de crianza para que un niño sea feliz, no es nada fácil de realizar. Entran en juego muchos elementos distractores que los infantes buscan naturalmente. Sin embargo, algunos expertos recomiendan realizar una serie de paso, algunos de ellos son:

Pasemos tiempo con nuestros hijos

La presencia constante de los padres con sus hijos es vital para que ellos siempre estén felices. Incluso, si están separados deben dejar a un lado sus diferencias y tratar de crear un vínculo a favor del infante. El tiempo libre es clave pasarlo con ellos realizando actividades recreativas.

Lo más importante es ser un mentor, guía o tutor de todo lo que ve a su alrededor. Explicarle claramente lo que pregunte y enseñarle nuevas cosas para su día a día. Esto es lo que realmente valora un niño.

Motivarlos a seguir adelante

En su etapa inicial la felicidad es lo único que los invade. Sin embargo, al ir creciendo comienzan a tener mayores responsabilidades. Desde las habituales hasta las más novedosas ellos deben comenzar a realizar tareas. Sin embargo, como padres debemos motivarlos a que las hagan con amor.

Enseñarles a ser agradecidos

Decir “gracias” es una de las primeras palabras que muchos niños aprenden en su etapa inicial. Pero más allá de enseñarles a decirla, debemos mostrarle que significa la gratitud. Debemos indicarles que tener cosas valiosas no es lo importante.

Se trata de ser agradecido por tenerlas y que estas son materiales, que solo tiene un valor monetario. Lo que realmente importa es la gratitud con que la recibes y la usas. Una excelente técnica para ayudarlos es pedirles que digan varias cosas buenas que vivieron en el día. 

Recomendaciones para que tu hijo crezca feliz

El mundo cada vez está más deplorable y las tecnologías han sido utilizadas para exaltar ese lado oscuro de la humanidad. Es difícil criar a hijos felices cuando su entorno quizás es violento. Ante esto creamos una serie de recomendaciones muy valiosas para afrontar esta difícil situación:

Enséñales a tomar decisiones

Tomar decisiones no es una cátedra de ninguna entidad educativa. Sin embargo, el ser humano pasa el mayor tiempo de su vida entre dos o más opciones. Los hijos no escapan de esto, a pesar que sus decisiones son menos radicales que las de los padres.

En caso de tener algún problema o dilema, evitemos decirles qué hacer. Lo mejor es crear escenarios claros, con comentarios de valor y apoyo constante para que la decisión al tomen ellos. Puedes empezar con temas como la vestimenta, los alimentos, a donde ir.

La forma es otra manera de ayudarlos a ser felices. La idea es generar un ambiente en donde ellos tengan que pensar la respuesta correcta. Eso sí, puedes intervenir indirectamente para lograrlo. Pero lo importante es que ellos hagan el trabajo mental de decidir.

Libertad controlada

Las reglas, normas y límites son parte de la vida del ser humano que vive en comunidad o en sociedad. A los niños hay que explicarles que esto es así. Independientemente de la filosofía de vida que manejen como padres. Este les permite saber hasta dónde llegar para no infringir leyes.

Sin embargo, la autonomía que ellos deben conocer debe estar ajustada a su etapa de crecimiento. Enséñales que deben conocerse bien, estar seguros de lo que dicen y que sus padres estarán siempre con él.

Al principio comenzarán a tener ideas y pensamientos propios, basados en experiencias y momentos. Esto les llevará a querer decidir por sí mismos. El error más grande es sobreprotegerlos para evitar que fallen generando a personas débiles de mente y 100% manipulables.

Si fallaste no lo compenses

Cuando les fallamos lo primero que buscamos es remediar a través de un obsequio. ¡Error! En sí los niños son felices cuando comparten, hablan o juego con sus padres. El regalo no los hará felices solo recordar que les fallaron.

La mejor opción es propiciar un nuevo día de encuentro familiar, lleno de emociones y sorpresas. Esto es más valioso y emotivo para ambos que un vulgar regalo.


También te puede interesar: