La etapa del gateo marca un antes y después en la vida de tu bebé. En esta etapa por fin pueden aventurarse a descubrir “el mundo” por sí solos, ya que en esos momentos estarán experimentando su primer medio para desplazarse independientemente. 

El gateo es muy importante para el desarrollo psicomotriz del bebé. Durante esta fase sus músculos y articulaciones se fortalecen, por lo que estarán más preparados para pasar al siguiente paso: levantarse y comenzar a caminar.

Recuerda que, en esta etapa, tu hijo quiere moverse, descubrir, aprender… así que puedes ayudarlo muchísimo dejándole un lugar seguro en donde se pueda desplazar libremente.

  • Cuándo empezará a gatear mi bebé

La mayoría de los niños comienzan a gatear entre los 7 y 10 meses. Por su puesto, cada bebé es único y tiene su propio ritmo de desarrollo, por lo que no te asustes si después de los 10 meses tu hijo aún no anda a gatas. De hecho, no todos los niños gatean y no tiene nada de malo. Muchos de ellos prefieren saltarse este paso y pasar directamente a andar.

Otros bebés encuentran maneras más cómodas para desplazarse en vez de gatear, como rodar o arrastrarse apoyando el estómago. Lo importante es que tu hijo desarrolle habilidades para moverse por sí mismo durante su primer año de vida, ya que después de esto vienen muchas otras destrezas que le servirán en el futuro.

Se puede considerar que un bebé está listo para gatear después de que aprende a sentarse por sí solo. En este momento, tu bebé ya controla por completo su cabeza y tiene equilibrio suficiente para pasar a actividades más “complejas”, como lo es gatear.

En primer lugar, al estar boca abajo, tu bebé deberá ganar fuerza en sus piernas y brazos para levantarse y quedar a “cuatro patas”. Luego, poco a poco, sus extremidades lograrán sincronizarse hasta poder moverse adecuadamente hacia adelante.

El proceso de gateo puede durar varios meses. Al principio se moverá lentamente y puede que pierda el equilibrio en varias ocasiones, pero luego de unos tres meses aproximadamente será todo un experto. ¡Te tocará estar corriendo detrás de él todo el día!

  • Cómo estimular el gateo

Los padres tenemos un papel protagónico en el desarrollo de las habilidades de nuestros pequeños, así que puedes participar durante todo el proceso estimulándolo y dándole las herramientas necesarias para que lo logre.

Sin embargo, como ya lo sabes, tu hijo probablemente sea uno de los niños que no pasará por esa etapa. Si ese es el caso, de ninguna forma debes obligarlo o hacerlo sentir mal por ello.

Para gatear, es esencial que tu bebé pase mucho tiempo en el suelo. Prepara el escenario limpiando muy bien el área y asegurándote de que no haya ningún tipo de peligro. Puedes adquirir una alfombra o colocar un amplio pedazo de tela para que te sientas más seguro mientras el bebé pasa el rato en el suelo. 

Un excelente juego para aprender a gatear, es mostrándole a tu bebé un estímulo que lo impulse a moverse de un lado a otro. Ve al suelo con tu bebé y coloca su juguete favorito o cualquier objeto llamativo a varios centímetros de distancia cerca de él. La idea es que el niño se interese en alcanzar el objeto y busque los medios para llegar hacia éste.

Muchos ejercicios similares serán muy útiles para despertar el deseo de tu hijo por realizar acciones por sí mismo. ¡Sólo debes esperar a que su cabecita y cuerpo estén preparados para emprender la aventura del gateo!

actividades el topo

Suscríbete a nuestro boletín mensual

Entérate el/la primero/a de todas nuestras novedades, promociones y actividades que desarrollamos en nuestro centro.

¡Gracias!, te has suscrito correctamente