Tomar la decisión de educar niños bilingües puede ser todo un reto porque sería enfrentarnos a una sociedad que no conoce del tema, pero sí sabe cómo señalar. Sin embargo, esta acción como padres puede ayudar mucho a nuestros hijos, y esto es lo que vale.

En el siguiente post conoceremos una serie de consejos que debemos seguir como padres si queremos resultados óptimos en nuestros hijos.  Esto también repercutirá en su educación integral y cuando sean adultos.

El proceso será complicado y quizás nos toparemos con mitos alrededor del tema. De antemano les avisamos que son inconsistencias y que los verdaderos expertos avalan esta educación. ¡empecemos!

Lo mejor de enseñar otro idioma a nuestros hijos

Cuando los niños nacen comienzan a identificar fácilmente el idioma que se está hablando. Esto se debe a que su cerebro comienza a ordenar lo que escucha. Incluso, los científicos afirman que ese primer mapa mental lingüístico que atienden los bebés quedará almacenado en su memoria.

De aquí la importancia de hablarse a los hijos en el idioma natal y tras los 12 meses de nacidos, los bebés podrán entender y diferenciar los idiomas. Por otra parte, no debemos preocuparnos del otro idioma que aprenderán porque esto lo harán en a la escuela. Lo importante es mantener el idioma materno vivo desde que nacen.

Con respecto a lo que sucede en países como Estados Unidos, en donde comunidades hispanas hacen vida, las estadísticas demuestran algo interesante. Los niños que aprenden inglés cuya lengua materna es el español, son más rendidores y aplicados en la escuela.

¿Cuáles son los retos de educar hijos bilingües?

Uno de los principales retos que enfrentamos padres que criamos hijos bilingües es soportar los comentarios de amigos y familiares. Y quizás no es intencional y se asocia más a un fuerte desconocimiento de la verdad. Dejarse llevar por informaciones falsas y mitos en la web, es uno de los problemas.

Otro reto a superar la baja presencia de nuestro idioma natal en otros países. Es decir, comunidades de habla hispana que son pocos y el idioma se escucha menos. Por eso es importante nunca dejar a un lado nuestro idioma materno.

Un debate mayor surge cuando el niño que vive en otras fronteras decide dejar de hablar su idioma natal. El motivo, una sociedad que lo lleva a olvidar sus raíces y a adoptar una nueva personalidad. Esto incluye el lenguaje. Para esto lo mejor es educar a un hijo orgulloso de su cultura y su procedencia.

Planifiquemos la crianza

Planificar este proceso de crianza bilingüe es importante y para ellos mostraremos como hacerlo fácilmente. Se trata de un proceso en donde ambos pares e incluso la familia van a colaborar:

  • Hay que elegir qué padre hablará cual idioma
  • Utilizar textos en ambos idiomas que permitan al niño practicar
  • Ver películas en ambos idiomas y con sus traducciones es vital
  • Visitar eventos culturales en donde enaltezcan la cultura de origen
  • Viajar a nuestro país natal como un método de enseñanza para nuestros hijos

Otras técnicas es la música como medio de enseñanza y arraigo patrimonial. La idea es que sea bilingüe pero que no deje de hablar su lengua natal. Hay muchas implicaciones, pero nada es imposible cuando queremos lo mejor para nuestros hijos.