Muchos padres acuden a nuestra ayuda para aconsejarlos sobre el nacimiento de un nuevo hermanito, preguntas del tipo ¿Cuándo decírselo o cómo para que no se sienta destronado? ¿Qué podemos hacer para que no sienta celos del bebé? Son las frecuentes cuestiones que se plantean nuestros papis.

Como primer consejo, les diremos que no sirvirá contárselo muy pronto, porque aún es demasiado pequeño (1-3 años) para comprender algo que no es tangible, aunque tampoco es recomendable que se espere hasta el último momento. Lo ideal, es que sea sobre el quinto mes, cuando el cuerpo de la mamá comience a experimentar el cambio.

Partamos de la base de que los celos a sus hermanos son normales. Aunque escuchen que nada va a cambiar y que papá y mamá van a seguir queriéndolo igual, no bastará para remediar su miedo a lo desconocido y esa reorganización total de la familia, provoca celos.

A continuación les dejamos algunos consejos que les pueden servir cuando pasen por esta situación:

  • A veces los niños desplazados por un nuevo bebé cambian su comportamiento. Pueden tener pataletas sin ninguna razón obvia. Pueden molestar al bebé, pareciendo en un principio ser cariñosos pero en realidad siendo agresivos. Es importante colocar límites al comportamiento del hermano mayor si sientes que está actuando de manera inapropiada. 
  • Es muy importante que nos pensemos dos veces el momento de quitarle el pañal, de pasar de su cuna a su camita, de quitarle el chupe, etc.  Es muy difícil esperar que un niño pequeño progrese al siguiente nivel de desarrollo al mismo tiempo que aparece un nuevo bebé en su vida. En verdad, podrás hallar que tu pequeño incluso retrocede un poco cuando el bebé nace. Hay que ser consciente con vuestras expectativas, y recordar cuánto ha cambiado la vida (sin que sea su culpa) con la llegada del bebé.
  • Pueden comprar libros que hablen de hermanos y un bebé nuevo. Por ejemplo, la serie de los osos Berenstein tiene un libro dedicado a un nuevo bebé. En español hay tres libros recomendables de Mercer Mayer: “La Hermanita de Franklin”, “La Nueva Hermanita de Francisca” y “El Nuevo Bebé”.
  • Es importante que lo involucren en las tareas del cuidado del bebé. Por ejemplo, pedirle que nos traiga un pañal, las toallitas y siempre darle las gracias por su ayuda.
  • Antes de que nazca el bebé, darle un muñeco para que lo cuide. Usen la imaginación y dejen que juegue cambiándole el pañal, vistiéndolo, durmiéndolo, etc.
  • Es importante que le expliquen qué sucederá cuando nazca el bebé y advertirle de posibles cambios en su rutina. Los niños pueden manejar los cambios siempre y cuando estén preparados.
  • celosCuando llega un nuevo bebé al hogar, tu hijo se va a sentir desplazado. No hay manera de evitarlo. Es importante hallar momentos en que puedas estar a solas con tu hijo mayor.
  • También es importante ser claro con el niño en sentido de que este bebé no se va a ir. Es decir, necesitas conversar con tu hijo sobre cómo ha cambiado la familia (para mejor y para peor) y que aunque tenga pataletas, el bebé siempre estará allí. Es importante ser sinceros sobre las cosas difíciles, pero también sobre las cosas bonitas que implica tener un hermanito.

 

Quizás también te pueda interesar:

actividades el topo

Suscríbete a nuestro boletín mensual

Entérate el/la primero/a de todas nuestras novedades, promociones y actividades que desarrollamos en nuestro centro.

¡Gracias!, te has suscrito correctamente