¿Cuántas veces hemos escuchado por parte de nuestros padres que su hijo no come bien? Que se niega a comer, que el momento de la comida es una tortura para todos… La verdad es que más del 90% de los niños pasan una larga etapa de “no comer bien”.

Muchos son los motivos por los que sucede esto. Durante los primeros 12 meses de vida, no suele existir tal acontecimiento, ytopoa que es donde más rápido crecen de toda su vida, por lo que suele ser relativamente fácil que coman cualquier alimento nuevo. El problema comienza a partir del segundo año, donde empiezan a ser conscientes y a razonar, a darse cuenta de que el negarse a comer es una de las maneras más comunes que tienen para llamar la atención.

El truco está en establecer en ellos el hábito de comer, debemos hacerlo de la misma manera, en el mismo lugar y a la misma hora. Al establecer la rutina, el niño sabrá qué va a suceder, y todo irá mucho mejor.

Ese es uno de los motivos por lo que las rutinas establecidas en nuestro centro son tan importantes. Una vez que la rutina esté cogida, todo funciona con más facilidad.

A continuación les ofrecemos una serie de “trucos” o “consejos” que ponemos en práctica en nuestra guarde y que nos van muy bien:

  • Ser positivo. Debemos lograr que la experiencia de las comidas sea positiva, y dejar atrás la frustración que nos puede causar el que nuestro hijo “no coma bien”.

  • Cocina con ellos. Les encanta experimentar y cocinar. Pídeles su ayuda. Te sorprenderá ver cómo la preparación de la comida les estimula su apetito.

  • Establece una duración de las comidas. No es recomendable que sean en menos de 20 minutos ni más de 40.

  • No establezcas el sistema de recompensa. La comida no se negocia, es un hábito que se tiene que establecer a partir de unas rutinas. Aunque podemos acudir a él sólo para una dificultad concreta.

  • Comer juntos. Siempre que sea posible, coman juntos. El comer toda la familia junta, puede que haga que tu hijo cambie de actitud.

  • Tu ejemplo. Lo más importante, es el ejemplo que le demos a nuestros hijos. Difícilmente comerá una pieza de fruta si nunca ve que nosotros la comemos.

actividades el topo

Suscríbete a nuestro boletín mensual

Entérate el/la primero/a de todas nuestras novedades, promociones y actividades que desarrollamos en nuestro centro.

¡Gracias!, te has suscrito correctamente