Antes de quitar la chupa a tu bebé, debemos entender por qué es importante para ellos. La chupa cumple la función de relajar al bebé mediante la satisfacción que le produce el reflejo de succión. A corto plazo no crea ningún problema en el desarrollo del niño pero poco a poco se va convirtiendo en un hábito y cuanto más lo usan, más lo quieren. A partir del primer año, la necesidad de chupar va disminuyendo y debemos ir aprovechando para que usen la chupa con menos frecuencia.

Nuestro hijo va creciendo y llega el temido momento de quitarle la chupa. La forma de hacerlo será diferente para cada niño, no existe una fórmula mágica que funcione a la primera ya que dependerá de la edad del niño, de su temperamento y de su madurez, pero si hay que tener una cosa clara, quitar la chupa requiere tiempo y paciencia.

Con cariño y firmeza todo se puede conseguir

Para quitar la chupa a tu niño o niña te ofrecemos los siguientes consejos:

  • Habla con el niño o la niña sobre el tema. Elige el mejor momento para él, en una situación relajada donde no coincida con cambios importantes en su vida.
  • Ponle metas como por ejemplo usarla solo para dormir en la noche. Prémiale cuando las consiga.
  • Prepárate para aguantar algunas crisis y rabietas.
  • Una estrategia es cortar las chupas. Comenzar cortando un poco la punta y cada día ir cortando un poquito más. Si protesta le daremos otro igualmente cortado. De esta manera le terminará molestando y le diremos que son sus propios dientes porque ya es grande y tienen mucha fuerza.
  • No te enfades, ni lo compares con otros niños, cada uno tiene su ritmo.

Cada niño tomará esa fase de una manera y puede que lleve su tiempo, lo importante es que una vez tomada la decisión, no volváis a atrás y mantenedla. Con cariño y firmeza todo se puede conseguir. Tenemos que estar convencidos de que podremos hacerlo.

actividades el topo

Suscríbete a nuestro boletín mensual

Entérate el/la primero/a de todas nuestras novedades, promociones y actividades que desarrollamos en nuestro centro.

¡Gracias!, te has suscrito correctamente